3. El viaje siempre es una oportunidad

Busca en un mapa La Costa de las Landas, el relato te da su situación.

www.googlemaps.com puede ser una buena opción si quieres ver las playas, incluso pasear por ellas. Localiza una de sus larguísimas playas con su nombre y traza el recorrido que tu muñeca o muñecas han tenido que hacer desde la playa que más frecuentes en Asturias.

 

Advertisements

3 thoughts on “3. El viaje siempre es una oportunidad

  1. A mí me gusta que la niña trate con tanto cariño a las muñecas y sea tan comprensiva con ellas, aunque parezca que está loca. Sin embargo el final no me gusta porque no concreta lo que pasó con las muñecas y también me hubiese gustado saber cómo llegaron allí y lo que pasó para estar descompuestas sin cabeza, tronco y extremidades.

  2. Me ha gustado este relato porque me ha parecido entretenido y trata de una historia que podría acabar bien o mal. Trata de una familia que iba paseando cerca de la playa hablando y luego se dan cuenta de que su hija se ha quedado atrás y vuelven a buscarla.
    Cuando la encuentran está en la playa arreglando unas muñecas que había tiradas en el suelo y dice que se las quiere llevar a casa. Yo creo que no sería correcto llevárselas porque no se sabe a quién pueden haber pertenecido.

  3. Un día nuestro amo decidió tirarnos y destrozarnos. Sí, destrozarnos y rompernos para meternos en un barco que en teoría nos llevaba a algún sitio.
    Los primeros días de viaje fueron bien y tranquilos, pero una o dos semanas después empezaron lluvias y tormentas incesantes.
    Pocos días después el barco naufragó y nosotras quedamos solas, congeladas. Los tres días siguientes seguía lloviendo tanto que en un punto una ola de más de 7 metros nos tragó, haciendo que mis ojos se inundaran en una oscuridad eterna para mí.
    No sé decirte cuántos días estuve consumida por esa oscuridad, solo sé que desperté en una solitaria mañana de un oscuro día de invierno, con cientos de mis hermanas desperdigadas por el suelo, sin brazos, piernas y otras muchas partes del cuerpo ya enterradas en la arena.
    Por lo que le escuché a la niña que nos salvó y nos recogió a todas con la colaboración de sus padres,esa playa se llamaba Salinas. Era una playa grande de arena clara y espesa, pero fría y mojada. No tenía muchas piedras, las únicas estaban a la orilla y habían sido arrastradas por el fuerte oleaje. Le estaré siempre agradecida a esa niña por darnos una casa y un lugar caliente en el que descansar, por lo menos hasta que su ilusión acabe. Al fin y al cabo la ilusión de un niño no dura eternamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s