2. ¡Que hable el río!

        Como puedes observar, Bambert escribe el cuento en 3ª persona, pero poniendo el punto de vista de la narración en el río Oder, que es quien nos cuenta la historia de la huída de los chicos. ¡Démosle voz al río!:

Reescribe el relato en primera persona, como si tú fueras el Óder y observaras espantado la tragedia que sucede en tu orilla. Intenta realizar una narración lo más subjetiva y emotiva posible.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s